Bah.

¿Hasta qué punto estoy dispuesto a hacer una apuesta sobre mi vida a seis meses vista, cuando quizá ni siquiera tenga esos 6 meses?