Nonsense

Escape From Mediocrity

En un momento de esos de imaginar cosas, imaginé un videojuego.

El juego

EL juego en sí es un RPG, tipo Zelda. La idea original estaba bastante condicionada por mi situación laboral en el momento en que se me ocurrió y se centraba más en la idea de “encontrar otro trabajo mejor” que otra cosa. Mi idea actual es más positiva, creo, y se centra en “progresar para mejorar como programador”.

Como protagonistas, nos encontraremos trabajando como desarrolladores de software en una empresa. Formando parte de uno de los equipos de desarrollo empezamos como junior y pronto nos encontramos con el objetivo global de conseguir que cierto proyecto llegue a producción con éxito. Conseguir esto implicará resolver toda una serie de objetivos más pequeños por el camino que nos ayudarán a progresar en nuestro conocimiento y habilidades. Una parte importante del juego es que estas tareas serán, en cierta medida, reales. De modo que realmente tendremos que programar algunas cosas, igual que tendremos que hacer otras tareas como atender reuniones, revisar código de nuestros compañeros, hacer que el nuestro sea revisado por ellos, recibir incidencias, hablar, enviar emails, responder otros, etc.

La parte fundamental del juego es que, siendo entretenido, no deje de lado el aspecto didáctico.

Diario de Desarrollo

El proyecto es muy demasiado ambicioso. Lo tengo muy claro. Siendo sincero conmigo mismo -por qué no iba a serlo a estas alturas- la probabilidad de que consiga no ya acabarlo sino llegar hasta algo jugable es remota. Por un lado porque ahora mismo no tengo ni idea de hacer un RPG, pero más que eso -que tampoco me preocupa-, porque ahora mismo ni siquiera estoy seguro de contar con el tiempo necesario para llevarlo a cabo.

Esto no significa mucho. Mi plan es empezar e ir haciendo cosas. Si no llega nunca a ser algo terminado, que así sea. Mientras tanto, mientras pueda, iré manteniendo un diario de desarrollo en el que seguramente pondré más tonterías que cosas serias.

Colaboraciones

Este es un tema delicado. Por una parte estaría encantado de aceptar colaboraciones. Por otra parte eso cambiaría completamente la naturaleza del proyecto. Supondría un compromiso, sería darle seriedad o adquirir al menos una cierta promesa de dedicación y continuidad. Ahora mismo, hoy, no tengo claro que quiera/pueda hacer eso. Sin embargo, cambio de opinión con cierta facilidad si los argumentos son convincentes xD Así que… no voy a decir “quien quiera participar que me escriba”, pero sí puedo decir: Si te apetece participar de alguna forma, si quieres podemos hablarlo y ver si tiene sentido para ambos. Escríbeme y vemos.

Sí que creo que en algún momento necesitaré colaboración como mínimo en el aspecto gráfico. Pero bueno, de eso ya me preocuparé cuando llegue el momento.